significado-de-encina-en-la-biblia
Reflexiones Carlos  

Significado de encina en la Biblia

La Biblia hace diversas referencias tanto a la higuera como a la encina. Pero la encina parece tener algo especial, la encina es referencia para distintas circunstancias en el antiguo testamento, la encina aparece en diversos contextos. Veamos pues, el significado de encina en la Biblia.

significado-de-encina-en-la-biblia

¿Cuál podría ser el significado de encina en la Biblia?

La encina es un árbol de la costa mediterránea, concretamente de la costa mediterránea europea. Países como España, Italia, Grecia y Francia son ricos en encinas. Este árbol es conocido por dar su fruto, las bellotas, que tanto les gustan a los animalitos salvajes. Así mismo, estos árboles pueden contagiarse de un hongo muy peculiar, el hongo de la trufa, por lo que pasarían a ser encinas micorrizadas, muy cotizadas en el mercado, y la perdición de los jabalíes salvajes.

Ahora que tenemos una idea básica sobre qué tipo de árbol es una encina, vamos a ver cuál podría ser el significado de encina en la Biblia.

La primera referencia a la encina en la Biblia la encontramos en el libro del Génesis. Concretamente en Génesis 12, 1-6, y dice así: “1 Dijo Yahvé a Abram: “Sal de tu tierra, de tu parentela, de la casa de tu padre, para la tierra que yo te indicaré. 2 Yo te haré un gran pueblo, te bendeciré y engrandeceré tu nombre, que será bendición. 3 Y bendeciré a los que te bendigan y maldeciré a los que te maldigan. Y serán bendecidas en ti todas las familias de la tierra.” 4 Fuese Abraham conforme le había dicho Yahvé; llevando consigo a Lot. Al salir de Jarrán era Abram de setenta y cinco años.’ 5 Tomó, pues, Abram a Sarai, su mujer, y a Lot, su sobrino, y toda su familia, y la hacienda y personas que en Jarrán habían adquirido. Salieron para dirigirse a la tierra de Canaán, y llegaron a ella. 6 Penetró en ella Abram hasta el lugar de Siquem, hasta el encinar de Moreh. Entonces estaban los cananeos en aquella tierra.”

Todavía no tenemos claro sobre qué es el encinar de Moreh, ¿se refiera a una ubicación en concreto formada por encinas? ¿Es alguna alegoría como tantísimas cosas en la Biblia? Lo que sabemos es que nos da una referencia, Abraham iba hasta el encinar, es decir, era su destino, no obstante estaba ocupado por los cananeos. Vamos a ver más referencias sobre el significado de encina en la Biblia.

Encontramos otra referencia sobre el encinar en el mismo Génesis, concretamente en Génesis 13, 18: “Levantó, pues, Abram sus tiendas y se fue a habitar al encinar de Mambré, cerca de Hebrón, y alzó allí un altar a Yahvé.”

Este es otro encinar pero es distinto, el anterior era el encinar de Moreh, este es el de Mambré. Aquí vemos algo muy significativo, y es que va al encinar para hacer un altar a Yahvé ¿Es que el resto de lugares, por ejemplo, un pinar, no eran dignos de Dios? No, no es eso. El encinar parece indicar un sitio propicio, donde crece la fe como crecen las trufas, sin verlas, sabemos que están debajo de la tierra, confiamos en que están, como la fe en Dios, podemos sentirlo, confiar en que está con nosotros, y como la encina, daremos frutos. ¿Podría ser este el significado?

encinas-en-la-biblia-abraham-prueba-fe
Abraham muestra su fe ciega en Dios.

Génesis 35, 6-8: 6 Llegó Jacob y cuantos con él iban a Luz, que es Betel, en la tierra de Canaán. 7 Alzó allí un altar y llamó a este lugar El-Betel, porque allí se le apareció Dios cuando huía de su hermano. 8 Murió Débora, la nodriza de Rebeca, y fue enterrada por debajo de Betel, bajo una encina, que se llamó la encina del llanto.

Vemos aquí la primera referencia de un enterramiento debajo de una encina, que nos indica lo que no se ve y da fruto. En este caso entierran a una persona, Débora, la nodriza de Rebeca. ¿Nos anuncia una muerte física o una muerte espiritual, una muerte en vida como las que tantas veces Cristo nos ha indicado en el Nuevo Testamento? Ambas muertes llevan acarreadas un llanto, porque morimos dejando cosas atrás.

La siguiente referencia la encontramos en Jueces 9, 34-37 “34 Levantóse Abimelec y toda la gente que con él tenía, de noche, y se pusieron en emboscada cerca de Siquem, divididos en cuatro cuerpos. 35 Salió Gaal, hijo de Obed, a la puerta de la ciudad, y se alzó Abimelec y el cuerpo que con él estaba de la emboscada. 36 Vio Gaal a la gente, y dijo a Zebul: cómo baja gente de las cumbres de los montes.” Y le dijo Zebul: “Son las sombras de los montes, que se te hacen hombres.” 37 Volvió a mirar Gaal, y dijo: “Es gente que baja del interior de la tierra y otro cuerpo que viene por el camino de la encina de los adivinos.”

La encina de los adivinos. ¿Nos está hablando de un lugar físico? ¿De un lugar espiritual?… ¿Es el mismo sitio donde Abraham fue? Lo que sabemos por ahora es que la encina está vinculada con Abraham el primer profeta que entregó su fe a Dios. Sigamos analizando referencias bíblicas.

Josué 24, 25-26: “25 Josué concluyó aquel día una alianza con el pueblo y le dio en Siquem leyes y mandatos;’ 26 y escribió estas palabras en el libro de la Ley de Dios, y, tomando una gran piedra, la alzó allí debajo de la encina que hay en el lugar consagrado a Yahvé.” 

Vuelve a indicar, debajo de la encina como si estuviera enterrada bajo ella, e indica que es un lugar consagrado a Yahvé. Nos está claramente hablando de la fe.

Jueces 6, 11:  “Vino el ángel de Yahvé y se sentó bajo el terebinto de Ofra, que era propiedad de Joás, abiezerita, cuando Gedeón, su hijo, estaba batiendo el trigo en el lagar para esconderlo de Madián.”

Terebinto es otra palabra para definir a la encina en la Biblia, me ha parecido interesante utilizar esta traducción de la Biblia Nácar-Colunga para que veamos dicha expresión. No obstante, también nos indica “bajo el terebinto”, debajo de la encina hay un lugar pues, reservado para Dios, un lugar sagrado, subyacente, latente, reservado… es ahí donde nuestra fe crece, en secreto, en silencio, pues solo nosotros sabemos cuál es nuestra relación con Dios. Esa relación tan íntima y agradable que te llena el pecho de amor…

Conclusión

El significado de encina en la Biblia según mi pequeño entendimiento es el de un lugar secreto, interno, donde solo la fe puede crecer, esa fe que no necesita pruebas como ver milagros para creer, sino creer para ver, como en los encinares crecen las trufas, tan cotizadas y anheladas, manjar de la más alta gama. Es pues que debajo de las encinas, de lo visible, donde tenemos que crecer en el silencio de la oración, de la búsqueda espiritual, de ayudar al prójimo sin hacer sonar campanas por las esquinas. De asistir a la eucaristía para estar en comunión con Dios. Eso es, a mi entendimiento, el lugar bajo la encima. Pero cuidado, no todas las encinas dan trufas, solo las micorrizadas, por lo que no todos los caminos llegan a Dios, hemos de seguir nuestra fe católica para poder micorrizar esas encinas y que den frutos, los frutos de los que Jesús tanto nos hablaba ¿Qué piensas? Déjamelo en los comentarios.

Leave A Comment

error: El contenido está protegido