poema-a-san-jose-obrero
Poemas Carlos  

Poema a San José Obrero

Magnífico poema a San José obrero que nos narra que, San José, desde su humildad siendo un simple carpintero, es decir, era uno más en la tierra como lo somos nosotros, y no alguien en una posición de grandeza o de favor como lo fue su antepasado David, fue elegido por Dios junto a su esposa para que fueran sus padres en esta vida cuando se hiciera niño de nuevo. Esto nos da alivio a aquellos que somos humildes y en esta vida parecemos anónimos, para que veamos que ante los ojos de Dios no somos anónimos, sino que nos mira y nos ama.

“Los últimos serán los primeros y los primeros los últimos” – San Mateo 20, 1-16

Poema a San José obrero

Vivías del trabajo cotidiano,

fuiste un trabajador, un simple obrero;

¿tu fidelidad?: -«es José el carpintero»-,

un humilde currante, un artesano.

Trabajo en el que fuiste nuestro hermano;

un trabajo de honrado jornalero

que en todo cuanto hace pone esmero,

porque sabe que Dios usa su mano.

Patrono del trabajo y su salmista,

-manos callosas y dedo vendado-

enseña al hombre de hoy, tan derrotista,

a vivir su trabajo ilusionado,

más alegre, cristiano y optimista,

más solidario y más humanizado.

La oración mejora nuestra vida ya que nos acerca a Dios y permitimos que se manifieste en nuestras vidas. Hemos de orar todos los días, a ser posible tendidamente, no solo un padrenuestro y cuatro intenciones de voluntad. Hay que rezar al máximo posible, hasta poder alcanzar incluso la oración continua que como los latidos del corazón, es automática. Nuestra oración mejora todas nuestras circunstancias, es por ello, que en este poema a San José obrero se nos dice, enseña al hombre de hoy tan derrotista a vivir su trabajo ilusionado, la ilusión que tenía San José venía de su fe en Dios, y nos puede servir de ejemplo esta fe tan humilde, solidaria y humanizada, de cómo hemos de obrar y ver el mundo. Hagámonos pequeños pues angosto es el camino que lleva a la perdición y estrecho el que lleva al Reino de los cielos. Seamos sencillos y humildes ante Dios y los hombres.

poema-a-san-jose-obrero

Encuentra otras poesías en nuestro apartado de poesías.

Si estás buscando más poesías u oraciones sobre San José, te recomiendo la Treintena a San José, la cual aumentará tu devoción enormemente. 

También puedes encontrar otras oraciones en la categoría de oraciones.

Leave A Comment

error: El contenido está protegido