505 - LA VISIÓN PLANA NO DEJA VER EL RELIEVE

 

Muchas personas que se olvidan de lo importante, se vuelven en exceso meticulosas con lo irrelevante, intransigentes con cuestiones de opinión, de gustos, de pareceres; no entienden de diálogos pues no saben qué es, ya que nunca lo han practicado. ¿Y el amor?... piensan que viene cuando otros les son sumisos y se va cuando dejan de serlo.

Han olvidado lo importante, la libertad humana, pues ellos mismos no son libres, están atados a sus sinrazones. ¡Cómo van a entender de amor que es lo más sublime de un ser libre con corazón e inteligencia!

Olvidan al Creador y solo creen en lo casual, esclavizados por las supersticiones fruto de esa irracionalidad que roza con el fatalismo.

Su vida da vueltas en torno a su propio interés, que no es otro que tener y acaparar, por… inseguridad y desorientación. Una vida sin esperanza y tristemente estéril para ellos mismos y para su Creador que les ha dotado de una vitalidad que de poco sirve.

Y es que posicionamos los límites donde nos conviene y muchos se quedan en lo animal instintivo primario, el gozo del momento, otros en lo racional que ilustra los instintos, otros avanzan más allá y creen lo que no ven con los ojos de la carne por el simple hecho de creer en aquel que sí ve y se fían de su testimonio.

Nuestro conocimiento aumenta lo indecible cuando percibimos por los ojos de quien ve más que nosotros, es más sabio que nosotros y… confiamos en él porque vive lo que realmente importa al ser humano y nos lo comunica plenamente y en verdad.

Cuando se ve en relieve, se descubre y comprende un mundo nuevo.