395 - CIENCIA Y RELIGIÓN

 

 

 

El ‘ajuste fino’ del universo es algo que muchos han visto como un argumento a favor de la existencia de Dios. Se refiere al ‘ajuste fino’ de las constantes fundamentales del universo, según el cual, un ligero cambio en su valor supondría un radical cambio: todo el universo sería un ‘gran vacío’, un ‘agujero negro’, o… nada.

 

Esto hace que muchos científicos vean en este ajuste tan preciso la mano de un ser superior, establecido con precisión antes de poner en marcha la evolución universal, fijando meticulosamente los valores de las constantes que habrían de regirla para crear diversidad.

 

Dawkins mantiene que el humano proviene de una auto-organización de la materia en interacción con el ambiente… La conciencia humana no puede aparecer desde la auto-organización de la materia, es como decir que el concierto para piano nº 2 de Rachmaninov son simples ondas acústicas que se han organizado ellas mismas, o que el Quijote de Cervantes son letras que se han organizado por si solas…

 

El ateísmo científico pide a la ciencia más de lo que puede dar, y eso no sería ciencia, sería filosofía o religión o… pura ficción. ¿Es científico negar lo sobrenatural?... No, es negar sin demostrar, pues la ciencia reconoce que no puede contestar todas las preguntas, en particular aquellas que afectan a la dimensión espiritual del hombre. La ciencia busca causas materiales y eficientes pero no puede obviar el bien, la justicia, el amor, la belleza, enigmas indescifrables para la ciencia como el de la muerte. Son necesarios instrumentos que la ciencia no posee.

 

Por eso, el reduccionismo es anticientífico. La ciencia no puedo rechazar lo que no puede explicar.

 

Cada uno somos especialistas en una pequeña faceta de la vida, pero eso no resuelve la totalidad. Necesitamos unos de otros: la ciencia necesita de la fe y viceversa, ambas necesitan de la filosofía… son armonizables, no excluyentes. Las respuestas a nuestras preguntas existenciales solo pueden venir de un trabajo multidisciplinar, donde todas las áreas del saber empujen en el mismo sentido: la búsqueda de la verdad.

 

Mi Dios dice que Él creó todo cuanto existe, la ciencia me va explicando como lo hizo… La fe me habla del sentido que tiene el orden de la naturaleza, un plan del Creador sobre la creación con una finalidad: hacer surgir seres inteligentes capaces de amarle por sí mismo.