392 - VIDA Y MUERTE

 

 

 

… Inseparablemente unidas, el mismo significado para dos palabras que parecen contrapuestas. Muere lo fugaz para generar nueva vida, por eso es fugaz y en su fugacidad se perpetúa.

 

Perdura la vida cuando muere lo caduco, se alivia nuestra alma de ropaje innecesario que ha cumplido su cometido y renacerá eterno para nuevamenre unirse a la vida. Muere para resurgir.

 

… Porque hemos sido creados por amor, y el fruto del amor nunca muere, solo se renueva y revive con más brío, pues…

 

¡Somos fruto de un amor eterno, no de un amor pasajero!

 

También somos conscientes que la muerte ha sido vencida, y aunque siga produciendo sufrimiento y dolor, se consume en sus propias cenizas. La muerte desaparecerá para siempre, solo perdurará la vida, llenándolo todo, hasta el último rincón de un mundo engendrado perfecto por el Creador.

 

Solo lo engendrado por el mal y el odio muere para siempre a la vida, ocluido en su eterna perversidad.

 

¿Entonces?

 

¿Por qué tu psiquis intenta olvidar y borrar para siempre de la memoria aquello que rechaza, y lo rechaza porque piensa que no es bueno para ti, que choca con algo que hay en ti y que tiende al bien, a la verdad?

 

‘Porque eres mejor que lo que crees ser’… Conozco muchas de tus bondades…, las he visto…, las he palpado…, y en ellas he sentido la vida que hay en ti. No he visto la muerte…, ¡parece haber huido!... si es que alguna vez ha llegado a poseerte.

 

Tenemos tanto aprecio a la vida que a veces la perdemos muy ocupados en no perderla, nos quitamos el tiempo para vivirla y adquirir  la riqueza interior, espiritual, física y afectiva en el trato humano con personas que viven muriendo para sí mismas, porque aman la vida.