355- OSCURA ERA 'LA NADA'

 

 

Oscura era 'la nada' antes de que una diminuta luz se encendiera.

 

Pero 'la nada' sigue ahí, al acecho.

 

Porque ponemos límites al amor infinito de Dios con nuestra falta de respuesta, indiferentes ante una realidad que nos sobrepasa por sorprendente y maravillosa, de la que solo vemos una diminuta luz en medio de la inmensa oscuridad... Suficiente luz para intuir que si crece, podría llegar a desplazar las tinieblas, y tras ellas descubrir un mundo inimaginable de amor, justicia y verdad.

 

Esa luz nos irá iluminando, irá apareciendo en nosotros poco a poco, como una aurora. Y disipará la noche oscura de la mentira la injusticia y el desamor.

 

La pequeña y tenue llamita orientará nuestra búsqueda, descubriremos otra luz, y otra; tomaremos una y nosotros mismos encenderemos otras, muchos se acercarán atraídos por la luz y...

 

provocaremos un gran incendio

en los corazones

que disipará definitivamente las tinieblas,

apareciendo la verdad en todo su esplendor.

 

Oscura era 'la nada' antes de que la luz se encendiera.

Pero 'la nada' sigue ahí, al acecho.