341- LA VIDA ES CORTA PERO ANCHA

 

 

La vida es corta pero... ancha, muy ancha, por eso conviene caminarla en zig-zag como dice mi amigo Periko. En algún lugar de ese amplio espacio se encuentra la verdadera sabiduría, la que nos permite llegar al final por el camino correcto, y entrar en la bienaventuranza de Dios.

 

Por el poco tiempo que dura esta vida, no debemos entretenernos consumiéndolo en complacencias de escaso valor para nuestro espíritu, porque llegaremos al final del camino sin esperarlo, ignorando quien nos recibirá allí. Y no son otros que nuestros anhelos e ilusiones terrenales, lo que ha llenado nuestro corazón en este ancho mundo, lo que hasta ese momento hemos deseado con toda nuestra alma...

 

Y la colmará para siempre jamás con un sabor dulce, o amargo, quizás agridulce, motivados por la felicidad buscada y encontrada, por la felicidad buscada y perdida. Saldrá a la luz nuestro verdadero ‘yo’, unido en un todo con el ‘tu’, o aislado en el ‘yo y lo mío’; en un ancho mundo compartido o en un mundo personal y reducido.